Dra. Lizzie Cavazos Borobia



LAS MÚLTIPLES CARAS DE LA VIOLENCIA SEXUAL



Ante la llamada que recibí con la solicitud para escribir este artículo, hubo un rechazo inmediato en mi interior, como una primera reacción. ¿Violencia sexual? resonó en mi interior. ¿No es suficiente ya tanta violencia como la que observamos a diario? Tiroteos en escuelas, narcotráfico, guerras, feminicidios…


Al reflexionar la idea, me di cuenta de la necesidad de enfrentar el tema: Violencia Sexual.


Hablar de la violencia sexual es un concepto muy amplio, ya que trastoca a múltiples sectores de la población, lastimando así el tejido social. Es importante iniciar trayendo aquí algunos conceptos que nos ayuden a definirla. El incremento de casos y formas de la Violencia Sexual, han provocado que organismos internacionales como la OPS y la OMS intervengan buscando educar a la sociedad buscando reducir esta problemática.


La OPS/OMS, definen así la violencia sexual: “La violencia sexual es cualquier acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual u otro acto dirigido contra la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de su relación con la víctima, en cualquier ámbito.”


Veamos varios elementos: la violencia, entre otros aspectos, implica el uso de la fuerza y/o coacción. Y dirigida al aspecto de la sexualidad, involucra la intimidad y privacidad de la persona.


La Violencia y Violencia Sexual son acciones terribles para cualquier persona, ya sea, hombre, mujer, niño, adolescente, adultos mayores, por mencionar etapas de vida que con frecuencia viven estas realidades.


En el ejercicio sano de la sexualidad se expresan, dos adultos desde el respeto a la persona, la libertad y voluntad para decidir. Estamos hablando del respeto de derechos humanos, que por definición son inalienables. El deseo de lograr vivir en una sociedad libre y sana requiere una consciencia colectiva en el respeto a estos derechos fundamentales. Lamentablemente esto solo ha sido un sueño, ya que vivimos una realidad dolorosa y desgastada, donde nos adaptamos considerando normal el dolor ajeno.


La Violencia Sexual no distingue edad, raza, sexo, religión, profesión, ingreso económico, etnias. Asimismo, la violencia sexual existe en todas partes del mundo, para esta problemática NO existen fronteras ni límites.


Si pensamos en la violencia sexual como un trastorno, nos damos cuenta que NO es sólo psicológico, también es social, ya que llega a los hogares, las familias, amigos, compañeros de trabajo. Las víctimas de violencia sexual no sólo enfrentan daños físicos y psicológicos, sino que esta experiencia genera recuerdos que lastiman de por vida. La sintomatología que presentan las personas que sobreviven violencia sexual es semejante al impacto que genera una experiencia catastrófica, ya que ambas impactan de tal forma que generan traumas en la cotidianidad.


La violencia puede surgir dentro del primer círculo de relación. Cuando el perpetrador es el esposo hay posibilidades de que se incremente la sintomatología, debido al vínculo cercano. “Un 38% de los asesinatos de mujeres que se producen en el mundo son cometidos por su pareja masculina.” (Ídem).


Las estimaciones mundiales publicadas por la OMS indican que alrededor de una de cada tres (35%) mujeres en el mundo han sufrido violencia física y/o sexual de pareja o violencia sexual por terceros en algún momento de su vida. (Idém).


Estos datos representan a mujeres que fueron vistas y tratadas como “objetos sexuales”, para uso de quienes han ejercido coacción sobre ellas. Conocer estas cifras y reconocer que los números tienen nombre y nacionalidad, nos debe llevar a reflexionar en la dignidad de persona que es la que ha sido vulnerada, ultrajada y violada en estos actos. ¡Ningún ser humano es un objeto!


Entre las múltiples caras de la violencia, tenemos el rostro de niños (con la vulnerabilidad propia de su edad) víctimas del robo infantil, los cuales son llevados a la trata de menores, problemática la cual aumenta. Desde el punto de vista del desarrollo del menor, este debería de recibir atenciones y cuidados, como es su derecho natural, pero la violencia sexual trastoca su vida, recibiendo agresiones y violencia en su incipiente sexualidad… Surge desde dentro un ¡Ya Basta!


“La violencia contra los niños y nuevas formas de explotación y abuso sexual están aumentando durante el confinamiento por la Covid-19”, informó la ONU en su reporte diario sobre casos asociados al virus, donde detalló que ha recibido reportes de intentos de tráfico de menores a medida que los países están más alertas por el ingreso de cualquier extranjero.”


El tráfico de menores para ejercer la violencia sexual no ha disminuido ni con la pandemia del Covid 19, al contrario, han encontrado otros medios para hacer llegar a los niños en servicio a domicilio. Es devastador comprender como la violencia sexual borra toda ilusión, inocencia y deseo de vivir en niños y niñas que apenas viven la primera infancia. ¿Hasta cuándo? Los organismos internacionales generan medidas que hasta el momento han sido insuficientes, ya que la realidad está detrás bajo el nombre de: Corrupción y Enriquecimiento ilícito.



Es innegable que la violencia sexual ha penetrado hasta lo más profundo de nuestra sociedad, envenenado así la esencia social. En México la periodista Lydia Cacho, mostró un despliegue de valentía enorme al presentar hace 16 años, la publicación periodística “Los Demonios del Edén”, en donde desvela una red de trata y pornografía infantil en el estado de Quintana Roo. Esta misión periodística provocó que Lydia fuera perseguida iniciando una vida de peligro, y todo por hacer lo correcto, siendo esto lo más contradictorio. Y lo que nos menciona la propia Lydia nos deja pasmados cuando responde a la pregunta que le hacen en el periódico el País: ¿Cuánto ha cambiado México desde la publicación los demonios del Edén del 2005? “quien crea que México está listo para reaccionar y abatir la trata de personas, se equivoca. Creo que nos encontramos en un momento de crisis que responde al descubrimiento que hemos hecho del verdadero país que tenemos. Somos una sociedad mucho más informada, más consciente de los problemas que nunca y esto significa que estamos en el primer escalón de un largo camino para enfrentar los gravísimos problemas de la violencia, impunidad y corrupción.”


La violencia sexual a la mujer es más común de lo que podemos imaginar. Los casos de violencia sexual rebasan los sentimientos de culpa dentro de la sociedad, aumentando así el miedo en las victimas, por lo que muchas mujeres renuncian a su derecho a denunciar, prefiriendo callar con toda la gravedad que esto implica.


Las personas con discapacidad también sufren la violencia sexual. Desde su limitación intelectual o física el agresor puede conseguir su objetivo de manera fácil, provocando confusión en la persona basada en la manipulación, aprovechando su condición de poder sobre la víctima ya que ésta no tiene consciencia de lo que significa el acto. Un sobreviviente en esta condición difícilmente superará las consecuencias emocionales de la experiencia vivida, ya que esta se suma a las dificultadas que ya tiene.


Causas de la Violencia Sexual


La violencia sexual afecta negativamente la salud, física, sexual y emocional de las personas, la mayoría de las investigaciones coinciden en que el daño causado puede tener consecuencias graves para la salud.


Es muy difícil precisar con claridad las causas que provocan la violencia sexual, especialmente, porque se presenta en diferentes contextos y con factores que son importantes a tomar en cuenta, como son contextos sociales, educativos, familiares, laborales, etc.


Cuando en nuestra sociedad permitimos la violencia como algo cotidiano y nos rendimos ante la oportunidad de hacer algo para eliminarla, nos estamos convirtiendo nosotros mismos en factor social de violencia sexual.


Cuando en la familia es común y permitida la violencia sexual, y nos acostumbramos a los comentarios obscenos, los tocamientos indebidos a los hijos, las burlas de contenido sexual, nos estamos convirtiendo en factor familiar que promueve la violencia sexual.


Cuando permitimos en los centros educativos las expresiones de violencia sexual, desde comentarios indebidos de profesores, con contenido sexual; o con personas que tienen un rango de autoridad con los menores, ya sea orientadores, entrenadores deportivos y personal administrativo, nos estamos convirtiendo en un factor de contexto educativo inmoral.


Cuando permitimos que el Mobbing o acoso sexual laboral, que implica la manipulación y coacción de empleados por sus jefes en donde se amenaza con la pérdida del trabajo, o la disminución de prestaciones laborales, nos estamos convirtiendo en un factor laboral en la propagación de la violencia sexual.


Cuando permitimos, viendo como natural, el abuso de poder con las personas migrantes que se mueven de un país a otro y son víctimas de violencia sexual por la autoridad, militares, etc., nos convertimos en parte de la violencia sexual.


Así, podemos estar participando en actitudes violentas todos los días… Es necesario reflexionar con detenimiento cuántas y cuáles actitudes, conductas, gestos, comentarios de violencia sexual permitimos todos los días… es aquí en donde debe empezar el cambio, en nosotros mismos.


Consecuencias de la Violencia Sexual


Son innumerables las consecuencias que un sobreviviente de violencia sexual debe enfrentar tanto a nivel personal como social.


En el área de la salud física, la persona violentada es quien sufre daños irreparables: embarazo precoz, daños y/o pérdida de los órganos sexuales, enfermedades de transmisión sexual, así como su integridad física en general, sufriendo daños irreversibles.


En el campo psicológico y emocional se observan síntomas que ocasionan daños graves en la funcionalidad psicológica de la persona. Veamos los más frecuentes.


Trastorno por estrés postraumático


Este se manifiesta con una serie de síntomas como la reexperimentación del evento traumático, síntomas de depresión aguda y de ansiedad generalizada.


Existen cinco grupos de síntomas de TEPT (Trastorno por estrés postraumático) los cuales son:


1. COGNITIVOS (Pensamiento)



2. EMOCIONALES



3. CONDUCTUALES



4. FÍSICOS



5. ESPIRITUALES



Como podemos ver el impacto en el aspecto psicológico es muy profundo y con consecuencias devastadoras. Si agregamos a esto, que el sobreviviente de violencia sexual no reciba atención psicológica adecuada para el tratamiento de estos síntomas, pueden quedar entonces con marcas significativas a lo largo de la vida.


Las huellas que pueden dejar estas experiencias se llaman Trauma Psicológico, que es la herida neurobiológica que impacta a la persona, y la cual solo puede ser tratada con éxito por un especialista de alto nivel, como es el especialista en Psicotraumatología. Solo un especialista en Trauma puede brindar el tratamiento psicológico adecuado que proponen los lineamientos internacionales de atención y es, por una parte, la aplicación del procedimiento de Intervención en Crisis, Primeros Auxilios Emocionales, para las primeras horas posteriores al evento traumático y hasta uno a tres meses de haberlo vivido, ya que tiene como objetivo, la reducción de los síntomas y la estabilización emocional.


Un segundo procedimiento consiste, en la intervención psicológica para eventos críticos recientes que se aplica con procesos estandarizados para conseguir la liberación del dolor emocional provocado por el evento y la reincorporación a sus funciones cotidianas.


En el ámbito de la salud mental en el mundo, existe una enorme brecha entre la necesidad de profesionales entrenadas para la atención de eventos de alto impacto emocional y la cantidad de personas capacitadas para cumplir con esta necesidad. En México, sucede lo mismo, y si le agregamos que especialmente nos falta la cultura de la atención psicológica fundamental, nos quedamos en un déficit por demás importante.


El reto de educar a la población en general en los autocuidados emocionales, a los mandos judiciales y legislativos para obtener la información necesaria y normar el criterio con el que se manejan este tipo de delitos.


La prevención siempre será la mejor inversión, la cualidad que nos llevará a cuidar a nuestros hijos y educarlos de acuerdo con principios éticos, morales, sociales y familiares que normen su conducta en el futuro.


La consciencia hace la diferencia, necesitamos educar en todos los ámbitos de la sociedad para ser mejores personas



OPS/OMS Violencia contra la Mujer.

ONU advierte aumento de violencia sexual contra menores durante pandemia.

Lydia Cacho: “Quien crea que México está listo para abatir la trata de personas, se equivoca”

González Fernández, J. (2019). Manual de atención y valoración pericial en violencia sexual. Barcelona, J.M. BOSCH EDITOR.

Instagram: Instituto Iceberg

Ver edición anterior

logo

Edición 2: Evan Lemoine


Evan Lemoine es Licenciado en Bellas Artes por Louisiana State University (USA) con especialidad en Psicología, Maestro en Humanidades por la Universidad Anáhuac de México y Maestro en Ciencias de la Familia por el Instituto Juan Pablo II.

Leer el artículo

Dra. Lizzie Cavazos Borobia

logo

Lic. en Psicología, Maestría y Doctorado en Terapia Guestalt. Cuenta con cursos de postgrado y especialidad en trauma psicológico en México y en el extranjero desde 2009. Supervisora Certificada EMDR y Supervisora Certificada Brainspotting.

Fundadora y Presidenta del Consejo Directivo - Grupo ICEBERG Creadora de la Primera maestría en Psicotraumatología en la República Mexicana.




Leer el artículo

Artículos de Revista

La presente edición de nuestra revista toca cinco temas: testimonios, filosofía, derecho, medicina, y argumentación.

  • Diagnósticos terapéuticos en las víctimas de violencia sexual

    Testimonios

    Diagnósticos terapéuticos en las víctimas de violencia sexual.

  • ¿Qué es lo que nos hace <em>ser</em> humanos y no otra cosa?

    Filosofía

    ¿Qué es lo que nos hace ser humanos y no otra cosa?

  • Derecho humano a la vida.

    Derecho

    Derecho humano a la vida.

  • ¿Qué dice la medicina respecto del ser humano?

    Medicina

    ¿Qué dice la medicina respecto del ser humano?

  • Violencia Sexual.

    Argumentación

    Violencia Sexual.

  • Especial.

    Otras Ediciones

    Especial Evan Lemoine

Fundadores

Fundadores
Juvi Nacional

Jóvenes que defienden los derechos y promocionan sus deberes dentro de la sociedad.

Fundadores
Juvi Monterrey

Jóvenes regiomontanos que defienden la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

Síguenos

Comparte con tus amigos

Contacto

Déjanos un mensaje

Contáctanos

Vita NuovaCDMX MX


juvimty@gmail.com


Soporte Técnico

Te recomendamos de vez en cuando darle refresh a las páginas (f5), para que puedas ver la última versión.


Usar extensiones en tu navegador como AdBlock, NoScript, o Stylish podrían hacer que nuestra página no funcione adecuadamente. Si tienes problemas con los links, desactiva tus extensiones, o intenta abrirla desde incógnito, por ejemplo.


Si tienes problemas desde tu celular, te recomendamos entrar desde tu pc para una mejor experiencia.